Porqué Jugar en Bolsa

Porqué Jugar en Bolsa

Muchas personas hablan de “jugar en bolsa” cuando van a realizar algún tipo de operación en el mercado bursátil. El término jugar es algo peligroso, ya que parece insinuar que interactuar con el mercado es algo fácil, divertido y sin riesgos. Algo que es totalmente falso. No decimos que no te diviertas, pero debes tener en cuenta que cualquier operación financiera debe hacerse con un conocimiento previo y una formación específica, controlando los riesgos y buscando unos objetivos concretos.

Invirtamos, no juguemos

En La Escuela de Inversión GPM te invitamos a invertir, no a jugar. Además, persiguiendo la rentabilidad sostenida a lo largo del tiempo. Este concepto es muy complicado de obtener ya que en los mercados hay un gran número de gente que pierde y unos pocos que obtienen ganancias a lo largo del tiempo. Abordamos la inversión desde el punto de vista del análisis realista de los riesgos, la búsqueda de rentabilidad y el enfoque profesional en el análisis de las inversiones para la consecución de objetivos.

En este sentido, busca rentabilidad marcándote un objetivo medible. Para ello, es importante saber asumir un riesgo pequeño en bolsa y medirlo de la forma correcta. Hay veces que las ganancias no serán abundantes y, ante las pérdidas, lo importante es hacer que sean las menos posibles. Por ejemplo, cuando metas una operación, acota el riesgo al 2-3% en stock locked.*En definitiva, el objetivo los días malos es vivir un día más en el mercado.

¿Cómo medir el riesgo en bolsa?

Para calcular el riesgo, hay que tener en cuenta la volatilidad. Esta es una medida de frecuencia e intensidad que se ocupa de la rapidez con la que cambian los precios y la magnitud de estos cambios. Cuando la rapidez de los cambios es más alta, hay una mayor volatilidad.

La gran mayoría de las veces, la volatilidad aparecerá representada en un número a modo de resumen. Para calcular el rendimiento de un activo, se utiliza la desviación estándar del rendimiento, que es un dato estadístico que indica de forma resumida la volatilidad que ha tenido un activo en el paso.

En resumen, invertir en bolsa no es un juego, es más una ciencia en la que deben aplicarse todos los conocimientos y herramientas a nuestra disposición para maximizar nuestra rentabilidad y disminuir nuestras pérdidas.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *